Home / Culturizate  / Edgar Degas | Culturízate

Edgar Degas | Culturízate

Edgar Degas (1834- 1917)  es uno de los artistas relacionados con el movimiento impresionista más conocido.  Pintor,  delineante,  escultor,  fotógrafo,  y coleccionista,  se hizo especialmente famoso especialmente por sus pinturas de bailarinas. Nacido en el seno de una familia acomodada de banqueros de París, la primera intención del Degas fue licenciarse en derecho, sin embargo, después de hacer copias de pintura en el  Louvre,  decidió convertirse en artista y empezó a estudiar con ese fin en 1854.

 

Dos años más tarde, Degas se trasladó a Italia por una larga temporada. Ahí preparó el terreno para su carrera posterior.  Atraído en un principio por la temática clásica, Degas acabó modelando sus figuras sobre cuerpos reales. En una de sus primeras obras, Jóvenes espartanos haciendo ejercicio (1860),  retrata un tema antiguo en un entorno moderno.

 

Al igual que otros muchos artistas de su generación, Degas tuvo gran influencia por la invención de la fotografía.  Experimentó con la cámara y con frecuencia la utilizó para hacer estudios de preparación para sus pinturas. También es probable que recibiera la influencia de los grabados japoneses, que destacaban por sus composiciones centralizadas.

 

Bajo la influencia de los pintores realistas  Gustave Courbet y Edouard Manet, a los que conoció en París en 1861, empezó hacer pintura sobre la vida cotidiana parisina. Entre 1865 y 1874 desarrolló un estilo propio,  intentando captar escenas a través de una objetividad despojada de toda pasión.  En Interior, pintada entre 1868 y 1870,  Degas, logra que el auditorio se sienta como si se estuviese inmiscuyéndose en un momento privado.

 

Envió sus trabajos a 7 de las exposiciones impresionistas y aunque respaldaba el movimiento desde sus inicios, nunca le gustó el término impresionista, definiéndose así mismo como realista o naturalista.

 

Degas alcanzó el máximo de su potencial entre 1880 y 1893. En esa época experimentó con distintos medios combinando el pastel con témpera o gouache  para conseguir unos efectos más fluidos. Bajo la influencia de las ideas socialistas del famoso autor Émile Zola, retrató a los trabajadores con amabilidad cómo se puede ver en Mujeres planchando, de 1884.

 

Después de la última exposición impresionista,  en 1886,  Degas dejó de exponer su obra en muestras conjuntas y trabajó con marchantes de arte. En los últimos años utilizó colores más brillantes y menos naturales.  Deprimido por su pérdida de visión,  dejó de pintar en 1912,  5 años antes de su muerte.

 

La evaluación más crítica del trabajo de Degas vino del propio artista,  que en una ocasión escribió en una carta:  “Era, o así lo parece,  duro con todo el mundo,  debido a una especie de atracción que sentía por la brutalidad que nacía de mis dudas y mi mal carácter.” 

 

Conoce más de este tema y muchas cosas más en Culturizate por Norma Díaz. Todos los días, información nueva y útil para el día a día.

 

Escrito por Norma Díaz